5 secretos para aprovechar al máximo tus altavoces

5 secretos para aprovechar al máximo tus altavoces

Los altavoces de DJ pueden ser desalentadores: hay una tonelada de modelos para elegir en diferentes configuraciones. Hay altavoces «activos» y «pasivos», pequeños y grandes, e incluso speakers que vienen con mezcladores incorporados a bordo.

Si ya te has acostumbrado a un par, configurarlos correctamente puede parecer un arte escurridizo y oscuro: no es raro ver DJs con el tipo de sistema de sonido «incorrecto» para el concierto que tienen entre manos.

¿Qué son altavoces activos y pasivos?

Los altavoces vienen en formas activas y pasivas. Los «parlantes activos» ya tienen un amplificador incorporado (también se los conoce como parlantes o speakers «con alimentación») y esto tiene el beneficio de hacer que el altavoz sea más portátil y con menos cosas para cargar y configurar. Los ejemplos de altavoces activos incluyen el Alto TX10 y el Cerwin Vega P1000X.

Los «altavoces o speakers pasivos» necesitan un amplificador separado, y como resultado son más baratos que sus contrapartes activos. Sin embargo, necesitarás obtener un amplificador, lo que aumenta significativamente el costo. Eso también significa que las configuraciones y averías de los equipos generalmente tomarán más tiempo simplemente porque tienes más equipo con el que lidiar.

Aquí hay cinco consejos que digitaldjtips.com ha recopilado, para ayudar a maximizar los speakers en su configuración, ya sea que estés buscando uno propio, buscando alquilar y más.

5 secretos para aprovechar al máximo tus altavoces

1. Considera el tamaño de los altavoces

Algunas veces el tamaño sí importa y este es uno de esos casos. Los altavoces para DJ suelen venir en tamaños que van desde 8″ a 16″; no vas a encontrar un pequeño altavoz que sea lo suficientemente alto para un DJ profesional. Al elegir el tamaño de tus altavoces, tendrás que pensar en las dimensiones de los espacios con los que suena habitualmente y también en el número promedio de personas que se espera que estén allí.

Los lugares más grandes necesitarán altavoces más grandes y más. Una configuración típica de speaker de DJ pequeño constará de dos altavoces en los soportes.

El P1000x tiene un woofer de 10″ que es bastante pequeño, pero lo amplía con un subwoofer complementario. Un subwoofer es un altavoz especializado que solo reproduce los graves en tu audio. Los subwoofers también vienen en versiones «activa y pasiva». Son especialmente necesarios cuando se reproducen géneros como el hip-hop y la música electrónica, donde las líneas de bajo contundentes son componentes integrales de las pistas. Un subwoofer con un cono más grande y un gabinete más grande con puertos inteligentemente colocados siempre sonarán más y más fuerte.

2. Considera su peso también

Los altavoces y subwoofers de calidad suelen ser pesados. En general, cuanto más pesado sea el altavoz, más resistente será. A menudo se puede encontrar una correlación entre precio y peso; aunque hay algunas excepciones gracias a los nuevos materiales y técnicas de producción. En general, las cajas de altavoces más baratas están hechas de paneles de fibra o incluso de plástico, que «flexiona» más que la madera contrachapada o MDF utilizada en altavoces más caros.

Los materiales más gruesos son mejores que los más delgados y, por supuesto, en este caso, más grueso significa más pesado. Entonces los altavoces de mayor sonido son los que tienen esta configuración pesada, porque los materiales más pesados ​​utilizados en su construcción evitan que el altavoz vibre dentro de la caja.

Además, los altavoces y subwoofers activos o potenciados son más pesados ​​que sus contrapartes pasivas porque también tienen sus amplificadores integrados en sus cuerpos. Solo tengan cuidado al cargar sus speakers más grandes y siempre realicen las técnicas correctas de levantamiento y colocación. Ya que pasamos mucho tiempo de pie, los DJs necesitamos que nuestras espaldas estén en plena forma y solo se necesita una fracción de segundo para deslizar un disco.

3. Configura tu altavoz para el tamaño del lugar y el tipo de música

Para agregar un refuerzo de gama baja en lugares más grandes, es posible que desee agregar un subwoofer o incluso dos a la configuración de su altavoz. Esto le da más potencia a tu sonido, especialmente si estás tocando música electrónica.

También necesitas obtener la configuración de los parlantes adecuados para el espacio en el que estás tocando. Prepararse para un baile nupcial al aire libre requiere un enfoque diferente que para un concierto hecho en un espacio tipo loft, por ejemplo.

La regla general es tener una relación de 2:1 entre las partes superiores y secundarias para las sedes de tamaño mediano, aunque tener un subwoofer depende del estilo de la música que estás tocando. Más estilos pesados ​​de bajo como el house, techno y hip-hop se beneficiarían del low-end generado por un subwoofer, y en algunos casos, es posible que desees tener dos subwoofers junto a los dos altavoces. Básicamente, si quieres que tu audiencia «sienta» el bajo y lo escuche, necesitarás subwoofers.

Si solo estás tocando géneros de estilo más suaves/acústicos como el clásico y el jazz en un lugar más pequeño, probablemente no necesitarás el refuerzo de bajos.

4. Coloca el altavoz en el lugar correcto

Pic: briansredd

Foto: briansredd

El óptimo habitual para la colocación de los altavoces está en el nivel de la cabeza de tu audiencia a cada lado de la cabina del DJ apuntando ligeramente hacia la multitud. Siempre deja al menos 30 cm hasta un metro de «espacio para respirar» entre los altavoces y las paredes o el techo. Si no montas los altavoces sobre la audiencia, soplará todo el aire en movimiento a la primera fila de personas. Esto es terrible para sus oídos y el sonido no llegará al centro de la pista de baile.

Si no dejas espacio para respirar, los parlantes no podrán mover el aire con la suficiente eficiencia y se arriesgarán a una «coloración» indeseable que puede hacer que el sonido sea turbio o aburrido. Si tienes subwoofers en tu configuración, son más fáciles de colocar; simplemente los dejas en el piso debajo de o cerca de los altavoces principales.

Los subwoofers se pueden colocar en el suelo porque solo transmiten frecuencias de bajo rango (por debajo de 100Hz). Esto significa que estas ondas largas se «doblarán» y se reflejarán mejor alrededor de la gente y se distribuirán por todo el lugar. En general, los altavoces principales se sientan encima de los subwoofers utilizando un simple polo conector (o poste de extensión) para que estén lo suficientemente altos en el aire.

5. Comprueba si necesitas un mezclador externo

Si tus altavoces carecen de un mezclador integrado o controles de ecualización, entonces agregar un mixer pequeño a tu plataforma te permite «ecualizar efectivamente el lugar». Si tus altavoces tienen knobs de ecualización a bordo, puedes conectar tu controlador de DJ o mezclador de DJ directamente en ellas.

Sin embargo, si solo tienen un control de volumen, querrás obtener un pequeño mezclador. Cada lugar en el que toques suena diferente; tener un mezclador por separado te dará la posibilidad de realizar ajustes de ecualización para el sonido general que sale de tus altavoces. Este es el toque final que te ayudará a aprovechar al máximo tu sistema. Una vez que hayas configurado el ecualizador de la sala a través de tu pequeño mezclador, ahora puedes usar todos los knobs a las 12 en punto, como de costumbre. Si es necesario, inserta un pequeño cartel en tu mezclador/controlador para advertir a otros DJs que no se entrometan con el ecualizador.

Fuente: digitaldjtips.com





X