Conoce cómo los ritmos de Skull Snaps se convirtieron en los más sampleados

Conoce cómo los ritmos de Skull Snaps se convirtieron en los más sampleados de la historia

Tardaron cincuenta años en averiguar quiénes era Skull Snaps, ¿Por qué?

Aún sin llamarse Skull Snaps, el trío entró en el Venture Sound Studios de Nueva Jersey a principios de 1973. Sin mucho esfuerzo, grabaron un disco, cada tema en una sola toma. Quienes se convertirían en Skull Snaps, presentaron uno de los ritmos más sampleados de la historia.

«It’s A New Day» se convirtió en la base las pistas de muchos artistas como The Pharcyde, Eric B. y Rakim, Digable Planets, Common, Ol ‘Dirty Bastard y hasta de bandas de mayor renombre como The Prodigy, Linkin Park, incluyendo a Alanis Morissette. Mientras, los protagonistas de la icónica y misteriosa portada de ese álbum de Skull SnapsSamm Culley, Ervan Waters y George ‘Buzzy’ Bragg, quedaron eliminados de la historia.

La primera reedición con licencia oficial de Skull Snaps LP se realizó bajo la supervisión del Sr. Bongo. Este proyecto, con nuevas notas del editor de VF, Anton Spice, comparte por primera vez la historia de principio a fin de la banda desde la perspectiva de uno de los creadores, Samm Culley.

Misterioso debut

Para esa época el álbum captó la atención de productores y coleccionistas de discos con esa manera particular de hacer su «debut» como Skull Snaps. Irónicamente, el misterio de sus fundadores, la portada singular con aire de álbum de proto-metal predecían su propio desinterés veinticinco años después.

Mantenerse el misterio tuvo sus ventajas para quienes lo aplicaron. Aunque los créditos terminaron de quedar eliminados tras la reedición no autorizada de 1995 en Charley Records.

A pesar de todo, la banda se mantuvo por el indudable talento de Samm Culley y Ervan Waters y por su gran reputación como vocalistas con trayectoria. Lanzaron eleven 7”s como miembros de la banda de RnB, The Diplomats, en 1963 y 1970, se presentaron con regularidad en Teatro Apollo en Harlem y se posicionaron entre las primeras bandas de RnB en tocar en Carnegie Hall.

Luego en 1973, volvió a aparecer Skull Snaps utilizando otro nombre. Se hicieron llamar All Dyrections para interpretar una versión de «Soul Makossa» de Manu Dibango para Buddha Records. «Básicamente nos pidieron que lo hiciéramos de la noche a la mañana, pero no pudimos poner nuestro nombre porque estábamos bajo un contrato para hacer otra cosas», dice Culley, empleando la licencia poética otorgada a alguien que ha sido mitificado fuera de la historia durante demasiado tiempo. «Fuimos esa noche, lo grabamos, lo lanzaron al día siguiente y a la noche siguiente había vendido 35,000 copias».

En el transcurso de ese mismo año, tocaron en Screamin’ Jay Hawkins’ ‘Africa Gone Funky’, un grooving 7” pesado para London Records que terminaría en el álbum de 1977, «I Put A Spell On You».

El Tour de Force

Skull Snaps descubrió una banda con grandes destrezas. Se conoció como «el trío del Tour de Force que desgarraría las portadas» captando al público durante toda la noche con su gran performance. «Tal vez dos veces hemos ensayado en todas nuestras carreras», dice Culley con orgullo. Ray Charles, Ella Fitzgerald, Barry White, eran tres pero con el sonido de muchos más.

«Recuerdo que hicimos un concierto junto con Kool & The Gang en Nueva York, y cuando nos vieron armar estas tres piezas pequeñas, les oí decir: ‘¿Qué demonios van a hacer con tres piezas?’ Pero cuando El ritmo de la batería comenzó, se dieron la vuelta en esos asientos y dijeron: ‘¿Qué diablos es esto?’.,

A pesar de que se especializaron en armonías como las de The Diplomats, Culley (bajo) y Waters (guitarra) no se quedaron atrás en sus instrumentos. Tras su reunión con el baterista George Bragg, la banda logró tener lo mejor de ambos mundos: una sección de ritmo apretado que apuntaba al sonido más pesado y más extraño de los años 70 y la sofisticación vocal de grupos doo-wop y estrellas del alma modernas como Otis Redding.

Culley comentó que cuando Price los vio actuar una noche «él se quedó sentado con la boca abierta». Se conoce que Price habló con la banda después del concierto y preguntó: «Si no vas a usar el nombre de The Diplomats ¿Cuál pueden usar, sonando así? Porque cuando te escucho, es como si me rompieras el maldito cráneo».

Desde ese instante, nació Skull Snaps. La portada del álbum surgió rápidamente inspirada en el grupo de rock estadounidense Three Dog Night. Culley recuerda que «en ese momento en particular, la música negra no lo estaba haciendo tan bien, y tuvo el problema de poder obtener las obras que quería, especialmente en las áreas pop».

Continúa contando que «entonces, decidimos no tener nuestras fotos ahí, así que la gente realmente no podía saber quiénes éramos. Si entraste a una tienda de discos y viste ese álbum allí sentado y eres fanático del rock, dirías: «Maldita sea, déjame llevarlo a casa y ver qué es». Pero cuando llegas a casa, encuentras que no es un álbum de rock, pero te gusta el álbum de todos modos ”.

Esto fue una estrategia de marketing y una acusación de una industria que impedía que los artistas negros hicieran escuchar su música. Skull Snaps terminó convirtiéndose inadvertidamente en uno de los íconos más grandes de la historias del hip-hop, aunque ni ellos mismos lo vieron en ese momento.

Arreglos impactantes y ambiciosos

En 1973 Skull Snaps entró al Venture Sound Studios con dos objetivos muy claros: mostrar la versatilidad de sus composiciones y la energía de sus sets en vivo.

Conformado por el ingeniero Ed Stasium (que trabajaría con Ramones, Talking Heads y muchos otros), el productor George Kerr y los arreglos de Bert Keys, Skull Snaps no tuvo ninguna dificultad para desplazarse entre el alma consciente y orquestal (‘ My Hang Up Is You ‘, la era de Blaxploitation’ I’m Your Pimp ‘, baladas como’ Have You Around ‘y el clásico sonido funk de’ Trespassing ‘.

Se caracterizaron por sus arreglos impactantes y ambiciosos, con un miembro de la Filarmónica de Nueva York a cargo del arpa en la sesión y Culley asombrado con el resultado final. «Bang, bang, bang, bang, bang. Todas esas canciones son pistas de una sola toma. Nos sorprendió, pero estábamos realmente listos para ello » señala.

Pasaron años y este logro perduró y resonó mucho más sin reconocer a los grandes de Skull Snaps.

También te puede interesar Ahora puedes comprar los tickets desde los videos de YouTube o quizás Los computadores Mac podrían llevar procesadores ARM desde 2020 y también Mezzanine de Massive Attack es remasterizado y editado en aerosol


También te puede interesar...




X