Conoce los 10 mejores teclados MIDI del mercado

Conoce los 10 mejores teclados MIDI del mercado

La publicación Attack Magazine te muestra los 10 mejores teclados MIDI de la actualidad, 10 equipos con los que podrás disfrutar aún más de la creación y producción musical. Echa un vistazo a ver cuál es de tu preferencia.

El Xkey de CME

Las apariencias engañan. El Xkey es uno de los teclados más pequeños con los que te encontarás (y uno de los más baratos) pero es un dispositivo muy capaz. Se trata de un teclado poco voluminoso y ultra-delgado, pero con teclas tamaño regular -25 o 37, dependiendo del modelo.

Todo en él es de apreciar, desde el diseño minimalista, pasando por su estética inspirada en las MacBook, hasta su absoluta portabilidad. Si buscas un teclado que pueda desempeñarse tan bien cuando tocas en vivo como en el estudio, este es un gran punto de partida.

La MacBook es de hecho un buen punto de referencia para el Xkey. Su acabado de aluminio está obviamente inspirado por las laptos de Apple, pero la respuesta de la tecla es de hecho más silimar a la de un teclado de laptop que a la de un piano tradicional, lo que la hace bastante más diferente que la de otros controladores.

El Xkey Air, que viene con dispositivo de Bluetooth, es aún más minimalista. prescindiendo absolutamente de cables, pero el costo es mayor tanto por el precio del dispositivo como por el ligero retraso inherente a la conectividad inalambrica. En un balance final, nos quedamos con la versión con USB. Ver más en CME.

El nanoKEY Studio de Korg

Hay unas cuantas opciones decentes si estás buscando un controlador de tamaño reducido, pero el nanoKEY Studio de Korg es sin duda uno de los que lo tiene casi todo. Si bien es inevitable que se sacrifique la sensación de un teclado “apropiado” cuando se es así de pequeño, el nanoKEY llena todas las exigencias de una opción portatil y accesible con un poquito de todo en ella.

El teclado de dos octavas ocupa una buena parte de la superficie, pero al mismo tiempo el nanoKEY ofrece ocho controles giratorios, un touchpad XY estilo-KAOSS y un pequeño grupo de ocho almohadillas (pads). Un arpegiador incluído profundiza de un modo impresionante las opciones de teclado

Con capacidad para operar con baterías y comunicarse vía Bluetooth, el nanoKEY es una de las mejores opciones portátiles disponibles, ideal además para ser usado con equipos iOS sin necesidad de adaptador de cable. Funciona además tan bien con aplicaciones de terceros como con las propias de Korg. Un verdadero todoterreno. Ver más en Korg.

El Impact LX49+ de Nektar

Cuando decidimos meternos de lleno con teclados de tamaño regular y con funciones más profesionales los precios suben rápidamente. En el extremo más bajo de este rango el Impact LX, de Nektar es la prueba de que puedes realmente obtener un teclado MIDI sorpresivamente bueno sin sacrificar presupuesto.Hay opciones que ofrecen más como los modelos Panorama -y más caras- pero el LX49+ es uno de los mejores para tu bolsillo.

Aparte del obvio atracitvo de los teclados de tamaño regular, el dispositivo viene con pads, slider, pots giratorios y controles de transporte. Ya todo esto lo hace un equipo de excelente valor por su precio. Por supuesto, la calidad y el feel de los controles no están a la altura de otros modelos más caros, pero eso no es un problema.

Sólo hay un contra: el software de apoyo de Nektar es en muchos casos fuerte, con un sólido auto-mapeo de los parámetros del dispositivo en DAWs como Logic o Reason, pero si eres un usuario recurrente de AbletonLive te llevarás una decepción. En estos casos el teclado sigue funcionando bien, pero sin todos los beneficios de la integración con otros DAWs. Ver más en Nektar.

El LaunchKey 49 mkII de Novation

Específicamente dirigida a los usuarios de Ableton Live, LaunchKey es la oferta a precio atractivo de Novation en este rango tan competido del mercado de controladores. Novation tiene años de experiencia en la fabricación de teclados y controladores de Ableton, por lo que un teclado con funciones de controlador enfocadas en Ableton tiene mucho sentido. No tiene todos los detalles -campanas y sonidos- de los teclados Impulse o SL más caros de la compañía, pero es una opción sólida para los usuarios de Ableton.

El LaunchKey ofrece una configuración bastante estándar de teclas, controles deslizantes, rotativos y pads, pero estos últimos son unidades RGB inspiradas en LaunchPad que se integran muy bien con Ableton para el lanzamiento clips. Incluso con sus 174.99, libras de precio (229 dólares), la Launchkey tiene un buen valor. En la práctica, lo encontrará fácilmente por un precio en la calle de alrededor de 140 libras (183 dólares), por lo que es una opción de gran valor para los usuarios de Ableton. Ver más en Novation.

El KeyLab Essential 49 de Arturia

Si te parece que estamos haciendo trampa con este, escúchanos un momento. KeyLab Essential es un paquete de software para sintetizador y hardware de controlador; en efecto, una versión refinada del KeyLab 49 original de 2013. Sí, obtienes un paquete para sintetizador como parte del trato, pero consideremos eso como un extra. No estaríamos incluyendo el KeyLab si el teclado no se mantuviera como opción válida por derecho propio. Afortunadamente, lo hace.

Al igual que el Impact LX, el KeyLab hace un poco de todo: 49 teclas en este caso (también hay una versión de 61 teclas), ocho almohadillas, controles de transporte, rotativas y controles deslizantes (sliders).

Luego está es asunto del software. Por tu dinero obtendrás un buen paquete de software. El principal atractivo es el paquete para sintetizadores Analog Lab de la misma Arturia, con 17 instrumentos y más de 6.000 sonidos del paquete V Collection. También hay una versión del Live Lite entry-level de Ableton, además de un muy buen sintetizador en forma del UVI Grand Piano Model D. Todo esto suficiente para que comiences a hacer música. Ver más en Arturia.

El Morph de Sensel

El Sensel Morph es sin duda la opción más inusual en nuestra lista. Inicialmente apareció como un proyecto de Kickstarter en 2015; recibiendo un apoyo abrumador por valor de 442,648 dólares, el Morph ahora ha entrado en producción regular.

Se trata de un teclado diferente a cualquier otro de los reseñados aquí, en gran parte porque no es sólo un teclado. Lo exclusivo de la configuración Morph es que su tecnología sensible a la presión, en el fondo multitactil, se puede adaptar a diversos usos cortesía de las superposiciones que le permiten transformarse (de ahí el nombre) en controladores para tareas como la edición de video, juegos y dibujo. Para la música, las opciones principales son una opción genérica de “producción de música” (pads, listones, etc.), una superposición de pad de percusión y el teclado estilo piano (puedes comprar todo el paquete en forma del Music Maker’s Bundle).

Lo que importa aquí es el teclado, y lo que resulta de todo esto es un controlador altamente expresivo gracias a la capacidad del Morph para rastrear múltiples movimientos y cambios de presión para cada dedo.

En la práctica, resulta ser un híbrido de dos de nuestras otras selecciones de aquí, combinando el diseño delgado, elegante y discreto del CME XKey con el enfoque multiespecífico del Roli Seaboard. Definitivamente un diseño con visión de futuro y una opción sólida incluso para ser usada como un segundo controlador junto a un teclado más grande. Ver más en Sensel.

El Seabord Block de ROLI

La gama Seaboard de ROLI es diferente a cualquier otra cosa del mercado.

El equipo insignia Seaboard Grand Stage (2,799.95 libras) es la mejor opción de gama alta, pero a menos que realmente necesites la configuración completa de 61 teclas, el mejor valor se obtendrá más abajo, ya sea en forma del Seaboard Block (un entry-level) o de los modelos Seaboard Rise, ligeramente más caros (desde 699.95 libras para la versión de 25 teclas).

Los Seaboards son algunos de los pocos teclados en el mercado con aftertouch polifónico, lo que significa que puedes controlar la expresión de cada nota de forma independiente. Eso funciona bien con el plugin de sintetizador Equator propio de ROLI, pero también puedes configurarlo para que funcione con otros complementos de sintetizador y módulos de sintetizador de hardware que lo admitan.

El Block es nuestra elección simplemente porque ofrece el 90% de la diversión del Grand Stage por el 10% del precio: sacrificas algunas de las cosas que encontrarías en el Rise, pero aún así puedes cosechar los beneficios sus keywaves de cinco dimensiones sensibles al tacto. Ver más en ROLI.

El CTRL49 de M-Audio

En el extremo inferior del mercado, la diferencia entre un producto y el siguiente tiende a ser obvia: gasta un poco más de dinero y puedes agregar algunas funciones o aumentar de micro-teclas a unas de tamaño completo. Una vez que pasas cierto punto, las diferencias se vuelven un poco más difíciles de detectar. La mayoría de las marcas tienden a apegarse a una fórmula bastante estándar de teclas de acción para sintetizador de tamaño regular, ruedas mod, rotativas, controles deslizantes y almohadillas (pads). Algunos se centran más en la integración con un software en particular, pero la mayoría están diseñados para jugar bien con todas las DAWs y plugins principales. Lo que quizás no sea tan evidente hasta que se prueba un modelo más caro en persona es que la calidad de construcción tiende a aumentar sustancialmente cuando se alcanza el punto medio donde se encuentra el CTRL 49, de M-Audio.

El CTRL puede que no te sorprenda con características únicas, pero es un equipo de clase, con su pantalla clara y brillante que proporciona feedback sobre los parámetros de los plugins gracias a la integración VIP.

Hay un conjunto decente de software incluido, pero a este precio probablemente no sea tu foco principal; lo que obtendrás realmente por tu dinero es un controlador confiable y bien pensado que es lo suficientemente robusto tanto para su uso en vivo como para aplicaciones de estudio. Ver más en M-Audio.

El SL73 Studio de Studiologic

Probablemente hayas tocado un teclado Studiologic en algún momento sin darte cuenta. O al menos, probablemente hayas tocado un teclado fabricado por la empresa matriz de la marca italiana, Fatar, fundado como fabricante de órganos en 1956 y que luego produciría los teclados utilizados en controladores por innumerables otras marcas.

El Sledge 2.0 de la compañía es uno de nuestros sintetizadores favoritos de los últimos años, pero estamos interesados ​​en los controladores aquí, así que nuestra selección de la gama de Studiologic es el SL73 Studio, un controlador premium con un teclado de alta calidad y no mucho más. Hay una pantalla TFT, unos pocos botones y un solo mando para acceder a las funciones del teclado (que también se puede acceder a través de un editor de software) pero el mensaje es claro: compras el SL por su sensación de teclado, no por características adicionales .

A pesar del énfasis en el teclado, la configuración de modulación del SL también merece una mención. La serie SL evita las palancas de pitch bend tradicionales o las ruedas de modulación a favor de un banco asignable de tres joysticks XY. El primero está cargado por resorte en ambas direcciones, el segundo está cargado por resorte solo en el eje X y el tercero se mueve libremente en ambas direcciones. Tiene mucho sentido en la práctica, permitiendo elegir la opción más adecuada para los parámetros que deben volver a su configuración predeterminada cuando suelta (pitch bend, vibrato, etc.) y los que deben permanecer donde uno los deja (filtro de corte, resonancia, etc.).

El SL73 es un retroceso en muchos aspectos. Otras compañías le habrían metido con calzador unos pocos controles deslizantes, codificadores giratorios y almohadillas de batería sin pensarlo dos veces, pero Studiologic se apega a lo básico: un teclado excelente, diseñado con los que tocan (interpretan) en mente. En definitiva, eso es todo lo que realmente queremos muchos de nosotros. Ver más en Studiologic.

El Komplete Kontrol S49 de NI

Mientras muchos controladores se sienten construidos según con el precio en mente, el Komplete Kontrol S de NI siempre ha parecido una opción premium. Se le perdona a los usuarios suponer que el nombre significa que está dirigido a los usuarios del paquete de software insignia de la compañía, Komplete, y ciertamente los dos productos funcionan muy bien juntos, pero el Kontrol se puede usar con cualquier DAW o instrumento virtual.

Fuimos detrás de los muros en Native Instruments para obtener una idea del diseño y desarrollo del Komplete Kontrol, y se puede ver cuán extenso fue el proceso de concepción detrás del teclado. La integración con el propio software de NI es perfecta como se esperaba, pero es impresionante lo bien que el estándar de control NKS también funciona con el software de otros desarrolladores.

Todo esto no tendría sentido si el teclado no estuviera a la altura, pero es un verdadero ganador: calidad de construcción excepcional, apariencia discreta y algunos toques muy bien pensados, como la guía de luz sobre las teclas o las deliciosamente expresivas (y sorprendentemente versátiles) cintas de modulación . Sí, es caro, pero en este caso obtienes lo que pagas. Ver más en NI.

Fuente: Attack Magazine.

Tal vez pueda interesarte Video – Conoce 5 teclados MIDI para tomar en cuenta o quizás Video – “Keyscape”: colección de 36 modelos de teclados en un solo instrumento y también Wave: el controlador MIDI inalámbrico en forma de anillo


También te puede interesar...




X