Der klang der familie. Berlín, el Techno y la caída del Muro

columna-ordep

Por: Ordep Zerep

Cualquier persona que sea apasionada de la música electrónica debe tener muy claro que Berlín fue, sigue siendo y será un paradigma dentro de la cultura Underground, y no tan Under. Este libro es una referencia obligatoria para todo aquel que quiera adentrarse en los inicios de la escena Techno berlinesa; representa un hito dentro de la cultura electrónica del siglo XX, ya que describe como se comienza a gestar una escueta escena poco antes de ser derrumbado el Muro de Berlín.

El libro fue escrito por dos periodistas alemanes, Felix Denk y Sven VonThulen, quienes básicamente congregaron los testimonios de los principales artífices creadores del movimiento Techno alemán. La caída del Muro de Berlín en 1989, tuvo un impacto sin precedentes en el desarrollo de este movimiento. Los aires de libertad y reencuentro abonaron el terreno de tal manera que se generó un sólido movimiento Raver el cual se fue propagando de manera exponencial gracias a iniciativas como el Love Parade.(Der klang der familie. Berlín, el Techno y la caída del Muro

Berlin oriental se convirtió en una zona franca una vez que los comunistas gobernantes se marcharon después de la caída de muro. Quedaron cientos de propiedades estatales y públicas que poco a poco fueron ocupadas o demolidas para la reunificación de la ciudad. Estos fríos y polvorientos edificios sirvieron de base para la creación de míticos clubes que marcaron la pauta como referentes del Techno y el House. Tressor, Planet, E-Werk, 90 Grad, Bunker, y el UFO, entre otros fueron algunas de las salas que albergaron en principio a un pequeño grupo de Ravers que con el pasar del tiempo creció en tamaño para convertirse a mediados del primer quinquenio de los 90 en algo más comercial según el punto de vista de los pioneros de la movida.

El título del libro también es el título de un himno Techno producido por 3 Phase y Dr. Motte, el cual fue editado en 1992 por Tressor y relanzado en el año 2000 por la disquera Low Spirit (Recuerdo cuando compré la re-edición sin tener idea de lo que realmente representaba este disco en el desarrollo de la cultura electrónica Berlinesa, hasta el sol de hoy lo conservo). Después del lanzamiento, Dr. Motte logró tener mayor repercusión a nivel artístico que 3Phase, en parte por ser uno de los organizadores del Love Parade, y también por sus legendarios sets como Dj.

El libro que lleva por nombre “Der Klang der Familie. Berlin. Techno, und die Wende” (Der klang der familie. Berlín, el Techno y la caída del Muro), narra los relatos de personajes insignes de Berlin y Detroit como 3 Phase, Juan Atkins, Jonzon, Mike Banks, Blake Baxter, Bleed, Boris, Clé, Cosmic Baby, Monika Dietl, Disko, Robert Hood, Thomas Elias, Mark Ernestus, Jeff Mills, Derick May, Hile, Jurgen Laarmann, Kid Paul, Marusha, Dr. Motte, Rok, Tanith, Spezial, Mijk Van Dijk, Terrible, Paul Van Dyk, Wole XDP, y Westbam entre muchos otros. Historias que hablan sobre la unificación de Berlín, las políticas pre y post muro, los primeros clubes, grupos influyentes, festivales, disqueras, tiendas de discos, relaciones con Detroit, programas de radio, sin dejar pasar los odios y pasiones de los que fueron los precursores berlineses.

Creo que el libro es una lectura obligatoria para todos los amantes de la música electrónica, pero sobre todo para los que se hagan llamar Djs ya que en él se condensa una buena parte de la historia del Techno que tanto nos gusta hoy en día. A medida que lo iba leyendo pude notar muchos paralelismos con movimientos Raver de otros países. Se puede apreciar claramente un ciclo cuando se analiza de manera detenida el génesis y evolución de dicho movimiento en diferentes ciudades y países del mundo. En general, puedo decir que el movimiento Raver global comienza por algo pequeño, libre y que genera un sentido de comunidad, para luego masificarse y volverse mainstream; el sentido de comunión deja de existir, y se crean múltiples sub grupos y escenas diferentes.

Con el pasar de los años, lo que inicialmente era Underground, pasa a convertirse en Higherground, en algo comercial… Podría decir que al sol de hoy, casi finalizando el 2016, la electrónica no es nada nuevo, y quizás se encuentra en el mismo punto de propagación y aceptación global que experimentó el Rock a finales de los años 70.

Independientemente de mi apreciación personal, recomiendo que se lean el libro y creen su propia opinión.



Posts Relacionados




X