DETROIT HABLA DE LA GRAN INFLUENCIA DE PRINCE EN LA MÚSICA TECHNO - DJPROFILE.TV

DETROIT HABLA DE LA GRAN INFLUENCIA DE PRINCE EN LA MÚSICA TECHNO

El productor y Dj Kirk Degiorgio conversó con las figuras más representativas del techno de Detroit, quienes hablaron de cómo Prince los inspiró para hacer su música. La entrevista fue publicada por la revista The Wire y reveló el genio detrás de esta personalidad a través de sus discos más representativos.

En el año 2000 Prince estaba tocando en vivo en el State Theatre de Detroit. En la tercera fila estaban los productores de techno Richie Hawtin y Carl Craig, este último con su entonces pareja, la artista multimedia Hannah Sawtell. Hawtin vio por primera vez en vivo a Prince cuando tenía 14 años, durante la legendaria gira Purple Rain en invierno de 1984. Después de ese concierto, pintó el marco de su cama con negro y tenía hojas de color púrpura para que coincida con las paredes de la habitación recién pintadas, que fueron adornadas con carteles de Prince.

Agregó vía email Richie Hawtin:

Me senté allí noche tras noche escuchando sus discos, leyendo las notas envueltas en su música y palabras”.

Richie Hawtin

El romance del techno de Detroit con Prince va desde los inicios de su carrera. En Reino Unido, él fue el más notable en la escena soul de 1979 gracias a la optimista y sofisticada pieza funk «I Wanna Be Your Lover». Pero en Detroit, su primer single “Soft And Wet” hizo que la gente se sentara y escuchara. Lanzado en  el disco For You (1978) en un momento en que la música disco estaba dominando la música negra americana, se remontaba a un estilo más terrenal, fue funk que contrastaba con su producción pulida, acompañado de líneas de sintetizador sofisticado hi-tech y voces en falsete.

prince 2

A pesar de esta combinación distintiva, los primeros discos de Prince dieron pocos indicios de que podría cruzar del R & B a otros lugares. For You fue un debut con solo guitarra haciendo alusión a un mundo fuera del R & B. Su disco auto-titulado Prince (1979) tenía una fórmula similar,  impecablemente producido con éxitos disco funk como «I Wanna Be Your Lover» y «Sexy Dancer» acompañado de baladas dispersas y toques con sabor más rock. Como explica Gerald Mitchell de Underground Resistance y Los Hermanos, dieron pocos indicios de un artista que podría redefinir el rock,  pop y el funk:

Cuando escuché por primera vez sobre Prince, pensé que aquí es otro grupo tipo Sylvers”.

Gerald Mitchell

Sin embargo, el tercer álbum de Prince Dirty Mind (1980) realmente capturó la atención de Detroit. Mientras que los conservadores puristas de la escena soul de Reino Unido estaban confundidos por  la cubierta de “Dirty Mind” donde está Prince en pantys de cuero, tirantes de mujer y botas de tacón alto, o el cartel de Controversy (1981) con Prince medio desnudo. En Detroit, esta imagen sexualmente ambigua encajó perfectamente con los aficionados a la música soul de la ciudad, lo que contribuyó a las mixturas de Motown, MC5, Iggy Pop y P funk. El álbum era sexualmente atrevido y líricamente subversivo, con una actitud rock que fusionaba en un elemento la cultura de la música negra de Hendrix hasta Funkadelic.

Después de escuchar “Party Up” y esas canciones, empecé a leer las portadas de discos de Prince y me encontré con que ¡él arregló, escribió y produjo todo! Él era diferente. Se convirtió en una fuerza principal de inspiración para una gran cantidad de grupos en Detroit, incluido yo y el grupo de mis hermanos Lamborghini. Empecé a aprender su material y a escribir canciones que sonaban muy parecido a su estilo».

Gerald Mitchell

Sin duda su rival musical durante gran parte de la década de 1980 fue Rick James, otro compositor de múltiples talentos que podía hacer rock duro y cuya imagen de macho proxeneta trajo una tormenta en Detroit. Prince y James compartieron una educación musical fuera de los ambientes más familiares de R & B. James pasó sus años de formación en Toronto, evitando formar una banda de rock con Neil Young llamada The Mynah Birds. Prince por su parte, era un producto de la poco conocida escena funk de Minneapolis – una micro-próspera comunidad de músicos de razas mixtas en el frío norte del Medio Oeste de los Estados Unidos.

El pionero del techno Juan Atkins lo recuerda, fue en la legendaria radio Dj de Detroit The Electrifying Mojo que hizo que Prince irrumpiera en la ciudad. Prince tenía un ecléctico sonido,  era un microcosmos musical de mente abierta que caracteriza los espectáculos de Mojo; y la importancia de Detroit a Prince es evidente rara, en las entrevistas exclusivas que dio al programa. En una entrevista telefónica, luego de un concierto en la post-concierto dijo con orgullo que Detroit era su «segunda casa», y Mojo expuso la música de Prince antes de que el resto de la radio americana lo pusiera de moda.

Mojo fue el mayor defensor de Prince en los Estados Unidos. No se limitó a romper su música, le gustaba realmente el tipo – y a todos nos encantó Prince a través de Mojo”.

Carl Craig

El Dj y productor Alan Oldham agregó:

Gracias a The Electrifying Mojo, Prince y todas las bandas y sus proyectos fueron grandes en Detroit, desde Madhouse y Mazerati. El sonido de Minneapolis era enorme. Un montón de chicos vestidos en ese entonces como Morris Day y Jerome Benton: Trajes, zapatos Stacey Adams y el “hair-dos”. (Como alguien que ha visto la foto del pasaporte de Derrick May en la década de 1980).

Alan Oldham

Prince siempre ha tenido una relación incómoda con el rap,  escribió letras que eran muy críticas con el género, y es seguro decir que fue un elemento duro, puesto que la actitud machista dentro de la cultura del rap se sintió incómoda con la ambigüedad sexual y la manera que Prince dominaba la  escena en Minneapolis. Sin embargo, para la comunidad techno de Detroit – un ambiente que siempre ha abrazado la diversidad desde sus raíces en la música disco y el house –  él fue el ícono pop perfecto. Su uso del estudio como un instrumento, y el hecho de que él tocó muchos de sus propios instrumentos produciéndose a sí mismo en su propio estudio con cajas de ritmos y sintetizadores dispararon la ética DIY del techno. De hecho, su independencia operativa ferozmente custodiada fue otra fuente de inspiración para artistas como Carl Craig, para quien una versión de 20 minutos de «Purple Rain» en el State Theatre subrayó la importancia de que un artista se haga del control independiente y de su propia creatividad.

Hacer música bajo diferentes seudónimos era algo que tengo de Prince, lo cuál él agarró de George Clinton».

Carl Craig

Las influencias musicales directas en términos de técnicas adoptadas por los artistas de Detroit es más difícil de identificar. El álbum 1999 (1982), con sus ritmos electrónicos es el disco más frecuentemente interpretado por los productores de techno de Detroit en sus sesiones como Dj. Irónicamente, Juan Atkins recuerda que el lanzamiento “Alleys Of Your Mind” de Cybotron  mantuvo  a ”Little Red Corvette» de Prince fuera del primer  en una estación de radio de Detroit. Pero, una innovación de Prince fue adoptada por una generación posterior de artistas techno creando bajos utilizando trucos de producción.  “Kiss” es un ejemplo perfecto de cómo una reverberación muy cerrada en el bombo puede proporcionar una parte del bajo retumbe. Prince aplica el ajuste de reverberación de un preset en reversa de una unidad de efectos AMS RMX16 a un bombo de su caja de ritmos Linn. La pista se pasa por una compuerta de ruido o sidechain de la guitarra a un patrón de hi-hat para crear una parte de ritmo, esta es otra técnica de producción de uso frecuente en el techno.

En última instancia, es la imagen del artista, solo por la noche en su propio estudio, con las máquinas con luces resplandecientes, el botón de grabación encendido de forma permanente con nada más que ellos mismos y su imaginación, teniendo la libertad y la tecnología para ser creativo, lo que el espíritu  del techno de Detroit toma musicalmente de Prince. Fue el pináculo del productor de dormitorio, aunque esté decorado de púrpura.

Fuente: thewire


También te puede interesar...




X