En septiembre ULTRA MIAMI sabrá si seguirá en Bayfront Park

En septiembre ULTRA MIAMI sabrá si seguirá en Bayfront Park

El Ultra Miami aún no sabe si permanecerá en Bayfront Park, el sitio habitual en el que se viene presentando el famoso festival electrónico de la no menos conocida ciudad estadounidense.

Los organizadores del Ultra Music Festival deberán esperar hasta el próximo mes para conocer la decisión de las autoridades de la ciudad sobre el futuro del evento. Pautada para comienzos de este mes, la votación fue pospuesta hasta el 16 de septiembre, lo que coloca al evento en un estado de incertidumbre aún mayor.

El tema de la locación del Ultra Miami ha levantado controversias de todo tipo. Varios residentes vienen quejándose desde hace años sobre el impacto que el festival tiene en el parque y sus alrededores. Parte de las quejas tienen que ver con el cierre del parque para que tenga lugar el evento, los daños a la propiedad pública que ocasiona y el aumento de cierto tipo de crímenes relacionados con el evento -por ejemplo, el año pasado se reportaron unos 30 arrestos relacionados con posesión de drogas y tráfico de boletos, principalmente.

El Bayfront Park es uno de los parques públicos más conocidos de la ciudad de Miami. Situado en la famosa Bahía de Byscaine, a la altura del downtown de la ciudad, en él tiene lugar el «America’s Birthday Bash», que se celebra todos los años el 4 de julio, el Dia de la Independencia de Estados Unidos, y que en 2011 atrajo a unos 60.000 visitantes. En el parque también se celebra la fiesta anual de Año Nuevo de la ciudad, que suele reunir alrededor de 70.000 asistentes cada año.

El Ultra Music Festival fue creado por Carlos Noguez y Ricardo Macdonel en 1999, aprovechando la cálida y tropical escenografía playera de la ciudad, lo que le ha dado siempre un aire paradisíaco y cosmopolita. Inicialmente un evento de un sólo día, el festival ha crecido hasta convetirse en un evento de varias jornadas y consagrarse como uno de los más grands festivales de electrónica de Estados Unidos. El evento incluso se ha franquiciado, teniendo ediciones en lugares como Santiago de Chile, Seúl, Shanghái, Bogotá, Tokio, Lima, Río de Janeiro y Ciudad de México, entre muchos otras.

Pero ahora el festival se encuentra en una encrucijada. Se ha especulado que un acuerdo podría alcanzarse entre la ciudad y los organizadores, según el cual el pago podría estipularse aldedor de los 2 millones de dólares (el doble de su costo actual) con la opción de subirlo cada año. No precisamente una oferta irrechazable. Lo cierto es que tras una decisión desfavorable el Ultra podría verse en la disyuntiva de buscar una nueva locación o símplemente cerrar indefinidamente, al menos en lo que a la ciudad de Miami se refiere.

También puede interesarte Ultra Miami debe pagar $ 2 millones para permanecer en Bayfront Park o quizás Ultra Japan ha lanzado la primera ola de artistas para su festival y también Audio – Aquí están las mejores actuaciones de Ultra Europe 2018





X