Sábado de tormenta eléctrica

Texto: Cherry Adam

El último día de festival sorprendió a los asistentes con una tormenta eléctrica desde las 5:00 pm, aunque eso no hizo mella en el ánimo de todos los que desde temprano decidieron disfrutar del cartel de este día en el que el hip hop y el grime fueron protagonistas indiscutibles, así como la música de África con grandes directos de Lafawndah en el SónarDôme y el maravilloso Nozinja con su shagaam electro en el SónarVillage.Sónar 2016

Seguidamente Troyboi se coronaría como el gran Dj de grime y el dueño absoluto del Sónar Village. Menudo preámbulo para la presentación del colectivo Section Boyz y el cierre con Ed Banger, líder del sello “Ed Banger Records“, casa de Busy P, Para One y Boston Bun.

El Sónar Hall contó con las grandes actuaciones de Oneohtrix Point Never y Howling, mientras que el Complex, como siempre, brindó lo mejor y más vanguardista del día con presentación doble del multifacético Carsten Nicolai: a las 5:00 pm tocó el turno de su proyecto Alva Noto y a las 6:30 pm, el preciosismo noise de Cyclo junto al artista digital japonés, Ryoji Ikeda.

Sónar Noche: Poligoneros uníos

Para mí, las noches de Sónar tienen un problema fundamental y es básicamente la falta absoluta de cultura musical o de intención de ir de fiesta y disfrutar sin excesos. En ediciones anteriores, la oferta era rica e interesante, lo que pasó el sábado, contando ciertas excepciones, fue una gran derroche de mal gusto y mala música.

Sorpresivamente, New Order ofreció un directo impecable e hizo un recorrido por lo mejor de su repertorio, sin defraudar a nadie. Tanto las visuales como el juego de luces tuvieron un papel fundamental en el ambientazo que lograron estos veteranos. Paralelamente, en el SónarPub, repetía Santigold, agradeciendo en numerosas oportunidades el recibimiento del público y confirmando, feliz, que finalmente había logrado presentarse en Barcelona.skepta

Después el gran directo de Skepta puso nuevamente en la palestra el grime como el gran ritmo de la jornada. Bajos profundos y líricas potentes encendieron el ánimo del público a las 2:00 am. Paralelamente, otro exponente del género, Stormzy, haría lo mismo en el SónarLab.

A partir de las 3:00 am, todo se vino abajo. Cada escenario se volvió una versión más decadente del anterior y todos los djs pinchaban exactamente el mismo tipo de música, a la ausencia de matices se sumaban detalles desagradables como el momento en que alguien decidió usar gas pimienta en el medio de la presentación de Dj Craze.

Esto último sin ánimos de desmejorar el esfuerzo y el éxito de la vigésima tercera edición del festival, pero no podemos olvidar que el Sónar hace algunos años se definía como un festival de música y de vanguardia, pero la sensación que nos dejó a muchos el domingo por la tarde fue que más pudo la música y la masa, que el amor por la vanguardia.

A continuación te compartimos algunos videos que captaron momentos de esta tercera jornada del festival. Arriba tienes el primero.



Posts Relacionados




X