Kraftwerk hizo un jamming con un astronauta desde el espacio

Video – Kraftwerk hizo un jamming con un astronauta desde el espacio

Los asistentes al Jazz Open Festival, de Stuttgart, Alemania,fueron testigos de un performance histórico, cuando la la legendaria banda Kraftwerk hizo un jamming con un astronauta que se encontraba en la Estación Espacial Internacional.

Alexander Gerst, uno de los seis astronautas actualmente realizando trabajos en la estación, fue el invitado de honor para que la banda cerrara su presentación en el festival. Luego de hacer contacto, la imagen de Gerst apareció desplegada en toda su maravilla tecnológica en un gigantesco monitor detrás de la banda. Usando un teclado virtual en una tablet, el «hombre del espacio» comenzó su performance con un intro único formado por el tema principal del film «Encuentros cercanos del tercer tipo», de Steven Spielberg, las famosas cinco notas compuestas por el no menos brillante John Williams, y que representa nada menos que los sonidos con los cuales los visitantes de las estrellas se comunican con la humanidad para nuestro primer contacto.

Luego de este mágico comento, Gerst y la banda comenzaron a interpretar su clásico de 1978, «Spaceman», a lo largo de 8 minutos, mientras el astronauta hacia piruetas y se «paraba» al revés en el ambiente de cero gravedad de la estación para culminar todo en una grande y merecida ovación. Un momento único y memorable en la historia de las presentaciones en vivo y que revela las posibilidades de la tecnología y la música para acercar a las personas a través de la distancia.

Formada en Düsseldrof en 1970 por Ralf Hütter y Florian Schneider -retirado desde 2008- quienes se conocieron en la academia Remscheid y estuvieron participando en diferentes bandas junto a algunos miembros de lo que luego sería la mítica NEU!, la banda coqueteó en sus inicios con el entonces fuertemente influyente sonido del krautrock en Alemania. A partir de «Autobahn» (1973) y «Radio-Activity» (1975), la banda comenzaría a surgerise en los teclados de modo más definitivo, conjugando una estética de corte futurista, minimalista y industrial basada en beats electrónicos y atmósferas envolventes, así como una imaginería inspirada en géneros artísticos de comienzos del siglo XX como el suprematismo ruso. Con «Trans-Europe Express», de 1977, y gracias también al popular tema del mismo nombre, el grupo se consolidó como una banda pionera del pop y la electrónica, consagrándose como uno de los actos más originales de todos los tiempos.

Algunos como Paul Morley en su el documental, Kraftwerk: Pop Art  de la BBC4, han llegado a catalogar a la banda como a la más influyente de toda la historia pop, por delante incluso de The Beatles, afirmación que ha encontrado eco en otros medios y voces como es el caso de Tim Sommer para LA Weekly.

También puede interesarte LCD Soundsystem y Kraftwerk entre ganadores del Grammy 2018 o quizás Video – Mira este cover de Kraftwerk con Lego y también Video – Kraftwerk sacará documental audiovisual





X