¿WTF are NFT? | Una breve introducción a los "Tokens No Fungibles"

¿WTF are NFT? | Una breve introducción a los «Tokens No Fungibles»

NFT, ¿sabes que significa?. Los «Tokens no fungibles» (NFT en ingles) han estado reclutando cada vez más artistas. La industria de la música, una de las más golpeadas por los efectos económicos de la pandemia, parece tener un poco de oxigeno con esta nueva manera de vender el arte.

Hace un par de semanas, la banda de rock Kings of Leon se convirtió en la primera banda en lanzar un álbum como NFT, ampliando las posibilidades de la tecnología criptográfica y blockchain en la industria de la música.

Los NFT son, sin duda, el tema nuevo más comentado de la música y por una buena razón. Solo en febrero de 2021, los NFT ganaron casi 22 millones de dólares en la industria de la música, según los datos recopilados por Water & Music, pero es muy parecido a explicar Internet a alguien en los años 90 que nunca antes lo había visto. Los NFT son muy conceptuales y sin precedentes, pero tienen sentido una vez que te acostumbras a la idea.

¿Qué son las NFT?

Un token no fungible (NFT) es una forma de criptomoneda. Piense en la criptomoneda como una caja elegante que no se puede manipular ni romper, y dentro de esa caja, la información se puede colocar de forma segura. Esta caja de información puede contener casi cualquier cosa: dinero, arte, música, contratos, ensayos, etc. Muchos de nosotros ya estamos familiarizados con Bitcoin o Ethereum (o al menos hemos escuchado esos términos flotar durante los últimos años), y para esas criptomonedas, el dinero se coloca de forma segura dentro de la caja.

El dinero se considera «fungible», lo que significa que su valor es intercambiable con otros fondos. Esto significa que intercambiar Bitcoin es como intercambiar efectivo físico: un billete de 20 dólares se puede cambiar por cuatro billetes de 5 dólares y un dólar estadounidense se puede cambiar por su equivalente en otra moneda. Bitcoin es fácil de transferir con algo que tenga el mismo valor.

Por el contrario, un token no fungible (NFT), en el que nos centraremos en esta guía, es cualquier cosa que no sea fácilmente intercambiable que se coloca en esa caja. Un equivalente a esto en el mundo real es la Mona Lisa (o cualquier otra obra de arte). Solo hay una copia original de esta pintura y no se puede reproducir pase lo que pase. Alguien podría intentar repintar la Mona Lisa o tomarle una foto, pero eso nunca significará que sea exactamente igual que el original.

Además, la Mona Lisa no fungible no perderá valor porque alguien le haya tomado una foto o haya intentado pintarla él mismo. Nadie podría reproducir la firma del artista, el envejecimiento de la pintura, las pinceladas específicas realizadas. Todos estos aspectos únicos hacen que la Mona Lisa no sea fungible por naturaleza. Cambiar la Mona Lisa por otra pintura famosa es difícil de conciliar porque ninguna pintura tiene exactamente el mismo valor que otra.

En el espacio criptográfico, una NFT también puede ser un arte, pero también puede ser de otras formas irrepetibles, como música, boletos, contratos y más. Ahí es donde entra la industria de la música, utilizando esta tecnología para crear piezas únicas y vendibles de mercadería digital, obras de arte, música y experiencias para los fanáticos.

Pero primero, ¿Qué hace que las criptomonedas sean tan relevantes? Respuesta: su descentralización y su promesa de seguridad. La criptomoneda se inventó por primera vez en 2008 con la creación de Bitcoin, y se volvió revolucionaria para eliminar al intermediario en las finanzas. En un sistema de efectivo típico, las sociedades dependen de los bancos y los gobiernos para proteger sus transacciones monetarias, que pueden ser costosas y engorrosas de manejar.

Las criptomonedas son diferentes porque utilizan la tecnología blockchain, un libro mayor de acceso público de todas las transacciones con una determinada «caja». Cada vez que ocurre una transacción, se crea un nuevo bloque (o, según nuestra analogía, una “caja” segura), formando una cadena de bloques a lo largo del tiempo que no pueden ser manipulados y que se vuelven más seguros con cada bloque agregado.

Estos bloques almacenan información importante como marcas de tiempo de transacciones y quién y qué se ha intercambiado. Esto es mucho más seguro que nuestro sistema actual, que es bastante pirateable en la era digital y se basa en intermediarios falibles para controlar el libro mayor. Por el contrario, para piratear una bloackchain, uno tendría que alterar cada bloque de la cadena, uno por uno, haciéndolo mucho más impermeable que la banca tradicional.

¿Cómo se venden los NFT?

Los NFT se pueden vender en criptomercados. De manera abrumadora, los NFT de música se venden mediante un modelo de subasta o subasta silenciosa, pero algunos se venden a un precio fijo. Depende del vendedor qué método se prefiere. La mayoría de los mercados no aceptan tarjetas de crédito o formas tradicionales de efectivo y en su lugar solicitan criptomonedas, pero hay algunas que aceptan tanto efectivo tradicional como criptomonedas.

¿Quiénes se están incorporando al mundo de las NFT de la música?

Una de las mejores formas de comprender las NFT de la industria de la música es observar algunos de los primeros personajes clave, pioneros en las NFT musicales a medida que su popularidad se expande rápidamente. De hecho, según los informes, las ventas de NFT de música se han multiplicado por 150 en los últimos seis meses, según datos de Water & Music, y parece que hoy en día todos los artistas (y compañías de música) están tratando de entrar en el bombo publicitario.

Los NFT en la industria de la música pueden adoptar muchas formas, que incluyen, entre otras, la venta de entradas para conciertos (virtuales y físicos), packs de samples, vistas previas de canciones inéditas, arte y más. Con tal crecimiento, se puede anticipar que los usos potenciales de esta tecnología se expandirán rápidamente y llegarán mucho más allá de cómo la industria utiliza las NFT en la actualidad.

Artistas usando NFT

Para los artistas, las NFT ofrecen la posibilidad de eliminar a algunos de los intermediarios de la industria y monetizar su trabajo de formas totalmente nuevas. Mike Shinoda, cofundador de Linkin Park, por ejemplo, recaudó 30.000 dólares subastando un adelanto de 37 segundos de una canción inédita, junto con una animación de una calavera como NFT audiovisual.

Aunque los artistas electrónicos son los primeros en adoptarlo con más frecuencia, como Deadmau5, Calvin Harris y hasta Elon Musk los músicos de todos los géneros se están uniendo a la tendencia, incluido el grupo de rock Kings of Leon antes mencionado, que lanzó el primer álbum como NFT. Lanzado a través de YellowHeart, un mercado de NFT que cuenta con The Chainsmokers como socios, el grupo no solo ofrece el álbum en sí como NFT; también ofrece arte digital y seis «boletos de oro», todos como NFT.

Si un fan obtiene el boleto dorado, puede canjear «cuatro boletos de primera fila en cualquier espectáculo principal de Kings of Leon, en cualquier parte del mundo, una vez por gira». En este caso, la tecnología blockchain de NFT permite una transferencia segura del boleto dorado directamente a la billetera digital del fan. El álbum NFT en sí estará disponible para su compra durante dos semanas,

Esto también abre posibilidades para los productores. El productor Illmind, nominado al Grammy, ofreció recientemente el primer pack de samples del mundo como NFT, y lo anunció a través de Twitter el 25 de febrero. Cualquiera puede escuchar el pack, pero la propiedad y los derechos de uso del paquete solo van al mejor postor. Esta venta en particular podría tener un gran impacto en la forma en que se licencia y vende la música.

Actualmente, otorgar licencias de música o transferir la propiedad es un proceso inconveniente para los sellos discográficos, los editores y sus abogados, que a menudo resulta en fechas de lanzamiento retrasadas a medida que las personas trabajan para borrar manualmente cada uso de muestra o transferencia de propiedad. Con NFT, es tan rápido como comprar casi cualquier otra cosa en línea, y la tecnología permite una documentación clara de la transferencia.

Empresas de la industria musical

Andrew Gertler, gerente de Shawn Mendes, se asoció con la popular agencia de dirección creativa STURDY (mejor conocida por trabajar con Drake y Travis Scott) para lanzar un nuevo mercado de NFT llamado STURDY.Exchange, centrado en música NFT, uno de los primeros en hacerlo.

Gertler y Mendes, antes del anuncio de STURDY.Exchange, incursionaron en el mercado NFT vendiendo accesorios exclusivos, como una versión digital de la guitarra de la firma de Mendes con Fender, para los avatares de Genies.

Warner Music Group ha apoyado las NFT durante años. En septiembre de 2019, mucho antes del boom actual, el departamento de Innovación y Tecnología Emergente de WMG invirtió en Dapper Labs, con sede en Vancouver, los creadores de CryptoKitties. Cryptokitties, un juego que permitía a los usuarios comerciar y vender gatos virtuales. Este fue el primer ejemplo de un token no fungible, y un año después de la inversión, WMG se asoció con Cryptokitties y la banda Muse, firmado por Warner, para crear dos cat NFT de edición limitada inspirados en la banda.

¿Por qué alguien querría comprar un NFT?

Aunque algunos de los NFT que se ofrecen hoy en día pueden parecer frívolos, la lógica de comprar NFT es similar a la de otros bienes físicos.

Por ejemplo, es posible que muchos fanáticos quieran comprar un vinilo de edición de coleccionista de edición limitada a pesar de que pueden transmitir el mismo álbum (casi) gratis. La popularidad de las NFT también se ajusta a la tendencia de las marcas impulsadas por la extravagancia como Supreme.

No hay nada particularmente especial en una camiseta Supreme, pero es especial porque es algo que no muchos otros tienen. La rareza de Supreme, un vinilo de coleccionista o un NFT lo convierte en un símbolo de estatus y un recuerdo.

Otros pueden comprar NFT como inversiones, con la esperanza de que algún día en el futuro sus NFT retengan o aprecien su valor, y puedan venderse para obtener ganancias. Esto es un poco más arriesgado que comprar algo debido a su factor «cool», pero para muchos clientes, comprar un NFT es una combinación de ambos.

Ventajas de las NFT

Flujos de ingresos alternativos para artistas: El COVID-19 ha dejado el negocio de la música en mal estado. Después de perder el sector más rentable de la industria, la música en vivo, casi en su totalidad durante el año pasado, muchos artistas y empresas han luchado por continuar.

Los NFT ofrecen una nueva forma potencial de ingresos para compensar esa pérdida, y brinda una oportunidad única para que los fanáticos apoyen a los artistas directamente.

Propiedad intelectual: Los NFT podrían crear una transferencia de la propiedad intelectual como canciones, grabaciones y muestras mucho más fácil, rápida y segura que el modelo actual. La transferencia de propiedad a través de blockchain puede registrarse mediante «contratos inteligentes» y procesarse en segundos.

Venta de entradas: la venta de entradas para eventos virtuales y en vivo se ha visto afectada por la ineficiencia, los bots, el scalping, las tarifas ocultas y las falsificaciones durante mucho tiempo.

Según CNBC, el 12% de las personas que compran entradas para conciertos son estafadas, pero la tecnología blockchain utilizada para impulsar las NFT hace que la estafa sea prácticamente imposible, lo que permite transferencias de propiedad mucho más claras y una verificación más fácil. La emisión de billetes NFT (o «emisión inteligente de billetes») también puede prevenir los mercados de ventas secundarios y el scalping. Cuando la compañía de venta de boletos prohíba la reventa, los boletos inteligentes pueden hacerse intransferibles en su código de computadora para evitar la transferencia de boletos.

Contras de las NFT

Artistas emergentes: hasta ahora, no hay muchos artistas emergentes que hayan accedido al mercado NFT. Debido a que las ventas de NFT a menudo están impulsadas por el estatus y la exageración y no por el mérito, es lógico que a los artistas emergentes no les vaya bien. Además, algunos mercados están altamente seleccionados y excluyen los NFT de nombres más pequeños, pero los mercados, como OpenSea.io, por ejemplo, que están abiertos a actos emergentes, cobran una tarifa inicial considerable para configurar su cuenta como comprador, creando una barrera de entrada.

Escasez de manufactura: la escasez digital y la escasez física son de naturaleza bastante diferente. Un espectáculo en vivo con un límite de asientos es un ejemplo de escasez en la industria de la música que es físicamente necesario, pero un espectáculo en vivo con un número limitado de entradas vendidas como NFT crea una escasez que no tendría que existir de otra manera. Más fanáticos podrían haber asistido a la transmisión en vivo si el artista lo hubiera permitido. Los NFT se basan en el concepto manufacturado de que algo es limitado cuando no es para que parezca valioso, y aunque esta exclusividad genera precios más altos en los mercados, excluye a muchos de los fanáticos del artista cuando no era necesario hacerlo.

Propiedad intelectual: aunque casos recientes han demostrado los beneficios potenciales de usar blockchain para transferir la propiedad intelectual, todavía hay mucha incertidumbre. Dada la novedad de la tecnología y la complejidad de las leyes de derechos de autor en todo el mundo, los contratos inteligentes en un sistema descentralizado fácilmente podrían tener problemas.

Fuente: Consequence Of Sound / Rolling Stones


X