Arca y el arte de ser vulnerable

Texto: Cherry Adam

Quizás me equivoque y los entendidos levanten las cejas cuando lean mi próxima afirmación, pero lo primero que vino a mi cabeza al oír “Piel”, tema del próximo disco homónimo de Arca, fue la palabra copla, y pensé en el tío Simón y en esa forma poética y popular de contar historias… Y creo que no estaba tan alejada de la realidad, cuando el mismo Arca canta un fragmento de “Caballo Viejo” en “Reverie.”

Y ahora me toca contarles por qué este disco es un reflejo absoluto de la madurez de Arca como artista y que los corazones rotos hablan un idioma universal y que con este álbum ha sido capaz de llevarte de la mano en su proceso, en su dolor y en su gloria. Yo me he sentido igual y también he echado de menos a personas desde la distancia, o he vivido el dolor como si fueran latigazos (a propósito del tema “Whip”) o simplemente he conocido a alguien que, sin confusiones, no era para mí.

“Arca”, es el tercer disco homónimo del productor venezolano y que será lanzado el próximo 07 de abril a través de XL Recordings. El artista visual Jesse Kanda, quien sigue siendo un fiel colaborador de Arca, fue el encargado de diseñar la portada del álbum y de dirigir el vídeo promocional del sencillo “Anoche”.

“Anoche”

Hay un cordón delicado que une suavemente cada uno de los 13 temas que componen este próximo disco. Hay un beat profundo que establece la base en la que se desarrolla cada tema y que combina ciertas texturas metálicas con un feedback afilado que te roza el oído, y que sirven de custodios de la melancolía que entrega Arca cuando canta: “Anoche te soñé, tu figura y tus brazos / Anoche te añore aunque no te he conocido aún (…) Anoche soñé nuestra muerte simultánea”.

Cada tema en sí mismo es una historia que se va desentrañando con cada segundo de melodía, pero que a su vez es una parte fundamental de la historia de “Arca” como álbum. A esto debemos sumarle la cuidada identidad visual de Arca, que como esteta sabe generar un balance perfecto entre lo que oímos y lo que vemos. El vídeo de “Reverie”, tema en el que hace referencia a “Caballo Viejo”, es una analogía pensada exactamente para esto. Cuando amas de verdad, sufres, y el sufrimiento es bello.

“Reverie”

Pero la belleza del sufrimiento es desgastante y es cuando el proceso de mudar la piel tiene lugar. En “Coraje” nos dice que ya no queda más sino silencio para dar paso a una frase lapidaria: “Desde que te vi, no hubo confusiones, no eres para mi”… Es aquí cuando sabes que hay un antes y después y que la sanación, aunque atribulada, tomará tiempo.

En el tema “Fugaces”, Arca canta que no “quiero ser presa de la melancolía”, porque la intensidad se diluye y la pasión es sustituida por un sabor de boca amargo que se extingue con el tiempo. Cierra el álbum el tema “Child” y me gustaría pensar que es la manera que tiene Arca de decirnos que siempre se puede volver a empezar y que podemos, una vez más, afrontar ese camino bello y tortuoso como si fuera la primera vez.

Lo que nos ha dado Arca es de una de las expresiones más íntimas y sentidas que he podido oír en el último año. Este álbum, sin lugar a dudas, se perfila como uno de los mejores de 2017. Enhorabuena por esto, Arca. Qué manera hermosa de usar la propia vulnerabilidad.



Posts Relacionados




X