MUTEK ES: Entre Teherán, Quebec y Barcelona

Texto: Cherry Adam

MUTEK ES: Entre Teherán, Quebec y Barcelona “Construyendo puentes entre creatividad y tecnología”

Tal como reza su slogan y con esa premisa como norte, la novena edición del festival MUTEK, en su versión española, concentró en apenas cuatro días (del 07 al 10 de marzo de 2018), una elaborada y abultada agenda de proyectos electrónicos, conferencias y presentaciones audiovisuales a lo largo y ancho de la ciudad de Barcelona.

Esta edición se enfocó, principalmente, en ofrecer una plataforma a los artistas locales, así como artistas internacionales que visitaban la ciudad por primera vez. La extensa programación se distribuyó en cuatro eventos diferentes: A/Visions, Nocturne (las sesiones de Djs), Play Digi Lab y Experience. En cada uno se conjugó una muestra del talento invitado al MUTEK y permitió degustar en pequeños bocados la riquísima oferta que ofreció
este encuentro de electrónica sonora y visual.

El miércoles 07 de marzo, el festival dio inicio con la presentación a la prensa de la instalación MR-808 del artista alemán Moritz Simon Geist mejor conocido como Sonic Robots, un intérprete, musicólogo e ingeniero de robótica. El MR-808 es una réplica de la famosa caja de ritmos electrónica de la década de 1980, la TR-808, pero con robots tocando los sonidos de percusión.

Para la instalación, los once sonidos generados por la TR-808, son reemplazados por actuadores mecánicos y generadores de tonos físicos.

Este año, MUTEK ES en colaboración con el SET Festival de Teherán, incluyó en su programación varios nombres provenientes de ese país, incluyendo al productor iraní Siavish Amini que experimenta con elementos de música clásica moderna para crear espacios sonoros y atmósferas tensas de sonidos oscilantes, y el dúo 9T Antiope, basados en París, con su proyecto de electrónica abstracta y experimental. Ambos proyectos compartieron escenario el viernes 09 de marzo en el imaginCafé.

El sábado fue el turno del Digi Lab y Experience en los espacios de la Antigua Fábrica Estrella Damn. Además de entrevistas y talleres a cargo del equipo de Dublab.es, los asistentes a la última jornada del MUTEK disfrutaron de una selección de los mejores talentos de esta edición.

Desde el productor de Montreal, Lucas París, pasando por la artista alemana Ziúr y sus mashups inimaginables, hasta el nuevo proyecto del productor de grime Mumdance junto al guitarrista de la banda de black metal Wife, y que lleva por nombre Bliss Signal.

Entre lo más destacado del sábado estuvo la actuación de Cat Barbieri, la compositora e intérprete Italia que conjuga lo analógico y lo digital en un discurso sutil y romántico en el marco de la presentación en directo de su “Patterns of Consciousness”. Seguidamente tocó el turno de Kara-Lis Coverdale, quien ha colaborado con Tim Hecker, Lee Banon, y ha producido a How To Dress Well, y que llegó a Barcelona con su capilaridad electroacústica y su discurso denso y ruidoso.

La jornada continuó con los directos de Lucas París, el gallego Huma, la alemana Ziúr y el nuevo proyecto de Mumdance, Bliss Signal. Cada uno aportó un matiz, una pincelada a ese cuadro de electrónica oscura que se produjo durante la tarde del sábado en la Fábrica Damn.

Una historia contada con golpes secos, ruidos y patrones sólidos, acompañados de atmósferas abstractas. En el caso de París, el artista canadiense es un cerebro que ha decidido ponerle música a códigos y algoritmos, para crear una interesante propuesta de IDM.

Lo mismo ocurre con Huma, el artista español, que es menos lúdico que su predecesor y gusta más de jugar con el monólogo de tonos sostenidos y frecuencias bajas. Los actos de cierre estuvieron a cargo de la inyección de energía y mashups de la artista alemana Mika Risiko (Ziúr) y el grime/postrock apocalíptico de Bliss Signal.

La sorpresa de la noche fue anunciada el propio sábado en la tarde. En una locación secreta y con solo 100 personas invitadas, el MUTEK decidió despedir de la mano de Reebok Classics esta novena edición con la presentación exclusiva -y por primera vez en Europa- de “Transfert”, lo nuevo del artista visual Nicolas Bernier.

Una instalación y un performance en el que se mezclan la luz y el sonido, que envuelve y transforma el espacio en un estadio colorido y en el que las luces interactúan y se comunican al ritmo de los sonidos generados por el propio Barnier.

La noche del sábado seguía su curso en descenso y se movía al ritmo de los directos de Byetone, Belief Defects, Robert Lippok y DJ Python.

Cuando los relojes marcaban las 4:00 am, el DJ set del norteamericano Maurice Fulton y su grandiosa selección de garage, techno, boogie y hip hop, y la catalana Tutu y su “cosmic trance” fueron los encargados de despedir la fiesta número nueve del MUTEK Barcelona.





X