Entrevista CO:QUO y Digi-Gxl

Entrevista CO:QUO y Digi-Gxl


Texto: Cherry Adam
Fotos: Camilla Blake. 

La semana pasada estuvimos en Berlín y tuvimos la oportunidad de conversar con los colectivos CO:QUO y Digi-Gxl en el marco de su residencia artística en Night Embassy junto a Jägermeister. Ambos colectivos ofrecieron una muestra de la diversidad de sus miembros teniendo como objetivo repensar el statu quo para crear una realidad inclusiva y radical. 

La unión de CO:QUO y Digi-Gxl se dio sin planificarse, después que ambos colectivos se sumaran a una convocatoria de residencias artísticas organizada por Jägermeister. Se trata de una iniciativa liderada por el departamento de Marketing Experiencial de la marca que busca propuestas creativas para renovar la noche berlinesa.

“De los 60 proyectos que aplicaron, siete fueron pre-seleccionados y, finalmente, nos dieron la residencia. Mi colectivo (CO:QUO) sólo tenía tres miembros –decidimos crearlo para participar en la convocatoria–, mientras que Digi-Gxl cuenta con una red internacional de colaboradores y 15 de sus miembros están en Berlín”, inicia la conversación Melina Powell, co-fundadora del colectivo CO:QUO.

Esta unión azarosa, aunque promovida por los organizadores, brindó como resultado no sólo una residencia artística de 12 días de duración en los espacios de Night Embassy en el corazón del barrio de Kreuzberg, –núcleo neurálgico de la vida nocturna de la capital alemana–, sino una relación de camaradería y creatividad mutua. Se convirtieron en una comunidad.

Cada miembro aportó algo diferente al proyecto. Y cada uno tuvo la oportunidad de participar y compartir sus conocimientos en su área de experticia. Fue un esfuerzo de grupo. Las decisiones las tomábamos en conjunto y cada quien ayudaba en lo que mejor sabía hacer” comenta Tabitha Swanson de Digi-Gxl.

Las embajadoras de la noche berlinesa

Este proyecto organizado por Jägermeister tiene como objetivo “descubrir las ideas más visionarias de de la comunidad creativa para reinventar la vida nocturna de Berlín.” Es así como la “estética futurista y la inclusión radical” de CO:QUO y Digi-Gxl fueron los principios que enmarcaron la serie inaugural de eventos en Night Embassy, un espacio para el arte y la música.

La residencia tuvo lugar del 06 al 17 de septiembre y contó con una programación diurna y nocturna de talleres, charlas, instalaciones y fiestas. Desde una experiencia de realidad virtual junto a Nomtek, un taller para conocer las últimas novedades de Beatport y/o de Protopixel, paneles sobre comunidad e inmigración organizados junto a Factory Berlin, hasta la presentación en directo de Machine Woman, entre otras actividades.

Los colectivos, con un deadline y presupuesto ajustado, pusieron a prueba su creatividad y capacidad de organización: “Creo que el factor más estresante fue el tener que dividir el dinero entre los dos equipos y no dejar a nadie sin paga. Eso era lo más importante para nosotras. No sólo brindar una plataforma a los artistas locales, a los miembros de nuestros colectivos, sino que cada persona participante en esta residencia debía recibir un pago por su trabajo”, comenta Melina.

“Siempre intentamos pasarla bien. A pesar de haber tantas personas involucradas, por el lado de los colectivos, del lugar, de la marca, que es algo que puede resultar muy agobiante. Siempre nos mantuvimos comunicados, ayudando en todo lo que podíamos. Y creo que sí, después de todo, hemos hecho un gran trabajo”, agrega Tabitha.

Nada ocurre por azar

Desafiar la realidad circundante para darle cabida a una definición de individuo en un mundo virtual y sin prejuicios, a través del uso de nuevas tecnologías. Analizar la repercusión de los parámetros sociales preestablecidos para iniciar su reinvención. Estos son valores que ambos colectivos comparten y defienden, y que han hecho que su unión no haya ocurrido por azar.

Por un lado CO:QUO busca repensar el statu quo y sus efectos negativos en la sociedad, a través de acciones que permitan encontrar mejores maneras de conectar y entender lo que significa ser un ser humano. Por el otro, la comunidad global de Digi-Gxl busca apoyar y abogar por artistas digitales que se identifiquen como femeninos, trans y/o no binarios. Ambos creen en la inclusión, en la diversidad y en la creación de espacios seguros (reales y virtuales),  libres de prejuicios.

Este ha sido un espacio para mostrar quienes somos y lo que hacemos, pero también ha sido una gran oportunidad y una plataforma para mostrar el trabajo de todos los artistas que forman parte de nuestra comunidad”, comenta Tabitha.

El futuro de CO:QUO es continuar apoyando la escena creativa berlinesa, por lo que sus actividades seguirán enfocadas en promocionar a los artistas basados en la capital alemana. Mientras tanto, Digi-Gxl seguirá extendiendo su comunidad a lo largo y ancho del globo haciendo hincapié en brindar una plataforma a creadores femeninos, trans y no-binarios.

Ha sido retador porque fuimos el primer colectivo en hacer la residencia, así que fue un proceso de aprendizaje para todos. También ha sido interesante trabajar con una marca como Jägermeister porque muchas veces son las marcas las que tienen el rol de determinar el acceso a cierto contenido. Ha sido una gran experiencia”, comenta Melina.

El ciclo de residencias en Night Embassy continuará hasta el 28 de noviembre, abriendo sus puertas y espacios a las ideas y propuestas de diferentes colectivos de la ciudad. Sin embargo, y aunque CO:QUO y Digi-Gxl ya han finalizado su participación, el espíritu de comunidad sigue intacto, así como el deseo de recrear una realidad musical y digital, diversa, inclusiva y radical.





X